Conceptos básicos sobre proyectores

¿Sabes cómo elegir un proyector que supere tus expectativas?

A continuación, encontrarás información práctica para elegir el proyector adecuado.

Determina la luminosidad adecuada.

Al pensar en la luminosidad de un proyector, lo que realmente debes tener en cuenta es el entorno en el que se va a utilizar.

Si vas a utilizar un proyector en un entorno con poca luz ambiente como, por ejemplo, una sala de proyecciones sin ventanas, una luminosidad de 1.000 - 1.500 lúmenes debería ser suficiente. Sin embargo, si tu entorno tiene algo de luz ambiente como, por ejemplo, un aula o una sala de reuniones de reducidas dimensiones con ventanas y persianas, debería bastar con 1.500 - 2.000 lúmenes. Por último, si vas a utilizar el proyector en un entorno con abundante luz ambiente, como un aula o una sala de reuniones de grandes dimensiones, entonces una luminosidad de 2.000 - 2.500 lúmenes resultaría ideal.

Elige una resolución.

La manera más rápida y sencilla de obtener la mejor imagen es encontrar una resolución común entre el proyector y el ordenador.

A continuación se muestra una lista de las distintas resoluciones:

  • SVGA = 800x600
  • XGA = 1024x768
  • WXGA = 1280x768
  • SXGA+ = 1400x1050
  • 720p = 1280x720
  • 1080p = 1920x1080

Busca las funciones adecuadas.

Antes de adquirir un proyector, asegúrate de revisar todas sus funciones para poder sacar el máximo partido de todas sus prestaciones.

A continuación se muestra una lista con algunas funciones prácticas que deberías tener en cuenta:

  • Plug&Play: tecnología que simplemente requiere conectar el proyector para poder utilizarlo.
  • Presentaciones sin ordenador: algunos proyectores disponen de lectores de tarjetas de memoria, por lo que no es necesario conectar el ordenador.
  • Corrección keystone digital: ofrece versatilidad para la colocación del proyector.
  • Control de ratón inalámbrico.
  • Puntero en pantalla.
  • Múltiples entradas de ordenador para presentaciones multipantalla.
  • Desplazamiento de la lente para una instalación más sencilla.
  • Conexión inalámbrica para proyectores.
  • Compatibilidad con PC y Mac.

Elige la portabilidad que más te convenga.

Los proyectores profesionales son cada vez más portátiles, por lo que el grado de portabilidad dependerá de tus necesidades. Obviamente, un aspecto que afecta a la portabilidad es el tamaño. Cuanto más grande sea el proyector, menos portable será.

Si eres de los que viajan a menudo y sueles llevarte tu ordenador portátil y tu proyector, cuanto más pequeño sea este último, mejor. Y si vas a utilizar tu proyector en un entorno desconocido, asegúrate de estar preparado para todo. He aquí unos cuantos consejos que deberías tener en cuenta:

  • Elige un proyector pequeño y ligero.
  • Un tamaño reducido supone una mayor portabilidad.
  • Se recomiendan al menos 1.500 lúmenes para entornos poco familiares.
  • Un mando con control de ratón te permitirá prescindir del ordenador.

Familiarízate con los distintos tipos de conexión.

Vídeo por componente
Es el tipo de señal de alta calidad más común en la actualidad. Mientras que un cable de vídeo compuesto porta la señal de vídeo completa en un único cable, los cables de vídeo por componente dividen la señal en tres. Esta conexión ofrece una imagen mucho mejor que las conexiones de S-Video o de vídeo compuesto. El proyector que adquieras debería tener al menos una de estas entradas.
S-Video y vídeo compuesto
Los cables de S-Video se diferencian de los cables de vídeo compuesto en que dividen la señal de vídeo en dos componentes distintos: luminancia y crominancia, lo que origina una imagen considerablemente mejor que la que ofrece un cable de vídeo compuesto.
Digital Visual Interface o Interfaz Visual Digital (DVI)
DVI es un tipo de conexión diseñado específicamente para señales completamente digitales con un alto ancho de banda, que está previsto que se conviertan en el estándar del sector para los descodificadores HDTV. Si bien la conexión DVI es relativamente nueva, cada vez son más los proyectores compatibles con DVI.
HDMI (High Definition Multimedia Interface o Interfaz Multimedia de Alta Definición)
HDMI es una interfaz digital de alta velocidad tanto para vídeo como para audio multicanal que también incorpora protección anticopia HDCP.

Relación de aspecto: ¿4:3 ó 16:9?

Los proyectores tienen lo que se denomina "resolución nativa", que significa que el proyector ha sido diseñado para proyectar en formato 4:3, 16:9 o en ambos. Si vas a utilizar el proyector para proyecciones de TV, HDTV y DVD estándar, asegúrate de poder alternar entre estos modos.

Diferencia entre los proyectores de techo y los proyectores de sobremesa.

El proyector de techo es una opción popular para montar un sistema de cine en casa. Sin embargo, antes de decantarse por este tipo de proyectores, cabe tener en cuenta que requieren una distancia fija de la pantalla, ya que presentan lo que se conoce como "relación de proyección".

La relación de proyección de un proyector es la relación entre la distancia de la pantalla y el ancho de la imagen que proyecta. Por ejemplo, si vas a montar tu proyector en el techo, a unos 10 metros de la pantalla, la imagen que proyectes será más grande que si montas el proyector a tan sólo cinco metros de distancia.

Si prefieres no montar el proyector, es fácil encontrar algunos con una excelente calidad de imagen que pueden colocarse en distintas áreas de una habitación.